Te ofrecemos algunos testimonios de personas que han pasado por el centro de adicciones Vida Nova. Esperamos que sus relatos te ayuden a afrontar cualquier problema relacionado con la adicción y a buscar la ayuda necesaria.

Roberto (paciente)

Yo era un joven como muchos otros, me gustaba probar cosas nuevas porque pensaba que la vida es probar, tocar, degustar… qué sentido tiene la vida sin divertirse, sin tener nuevas experiencias, sin probar cosas nuevas”. Así que recuerdo que poco a poco empecé a fumar mi primer cigarrillo… Me gustaba ir a la discoteca, escuchar música, me gustaba ir a escuchar conciertos de música rock… y ya sabes, en ese ambiente te ves un poco arrastrado hacia las cosas, aunque quizás no quieras hacerlo, te ves llevado, arrastrado. Y recuerdo que la primera vez que empecé a fumar porros, hachís… y poco a poco empecé a probar la cocaína.

A medida que avanzaba, empecé a darme cuenta de que si no me drogaba estaba enfermo, sufría el síndrome de abstinencia. Así que durante muchos años me drogué, y muchas veces intentaba dejar las drogas, pero no podía hacerlo. Las drogas me llevaron a hacer cosas estúpidas, a pesar de ser un “buen chico”, empecé a robar para conseguir drogas, y a veces incluso a venderlas. Mi vida se destruyó, tenía 23 años y estaba acabado.

Mis familiares consiguieron hacerme entrar en razón y acudí al centro Vida Nova. Llevo ya dos meses y aunque está siendo difícil, estoy ganando la batalla contra la adicción. Estoy empezando a recuperar mi vida y a recuperar mis valores. Os estoy muy agradecido.

Elena (ex-paciente)

Mi experiencia fue muy agradable en Vida Nova. Cuando contacte con ellos enseguida se prestaron a darme todo tipo de ayuda de forma desinteresada, me ayudaron desde un principio tanto a mí, como a mi entorno familiar cercano. Orientándonos por el problema que realmente estábamos pasando, una vez tome la decisión de ingresar en el centro, lo que más puedo destacar es que es un centro en el que son 8 personas y que había un ambientetotalmente familiar, enseguida me hicieron sentir integrada en el grupo e hizo mi convivencia muy amena con ellos.

Cristina (ex-paciente)

Lo primero que destaco de Vida Nova, fue que cuando empecé a hablar con ellos me concertaron una cita sin ningún tipo de compromiso, quisieron tener un trato más personal debido a mi situación, cosa que a día de hoy agradezco. Cuando entré lo primero que tuve fue una entrevista con el médico, que evaluó mi situación, después me adapté rápido al grupo y a la rutina que tienen. Me gustó mucho que al ser un centro de poca gente se sintiera un ambiente tan cálido, te sientes como si estuvieras en casa al poco tiempo.

Jose (paciente)

Este centro la verdad es que me cambio la vida, cuando entré no estaba en el mejor momento de mi vida, casi que era el peor. Por suerte contacté con ellos y me sugirieron un par de pautas antes de entrar debido a mi situación laboral. Cuando por fin tuve la oportunidad de entrar, enseguida me hicieron sentir a gusto, a mí personalmente me cuesta un poco debido a que soy introvertido. Pero desde luego el sentirte en un ambiente seguro y que nadie te va a juzgar realmente da mucha tranquilidad.

Manu (ex-paciente)

Gracias al equipo y a Vida Nova por hacerme tener una experiencia agradable, este centro se basa en crear un clima de confort y te ayudan enseñándote unas pautas para que puedas vivir sin drogas. En general la estancia fue muy agradable, tuve suerte de tener buenos compañeros de los que aprendí muchísimo y de hecho me he llevado algún amigo. La comida la verdad es que era genial, económicamente de todos los centros que mire fue el más barato y personalmente no me esperaba que fuese así. No es un centro en el que te hagan un tratamiento de desintoxicación y te suelten, ya que a mí eso no me sirvió nada más que para consumir el doble. Te dan un programa y unas pautas para que aprendas a vivir limpio y si sigues esas pautas puedas estar exento de consumir. A día de hoy y tras 6 meses limpio puedo decir que por ahora sigue funcionándome sus pautas. Decir también que cuando sales del centro tienes un seguimiento con el coach y con el psicólogo que te llevaba el seguimiento en el centro.