La Clínica Capistrano es un centro de rehabilitación privado y aconfesional especializado en el tratamiento de las adicciones, inaugurada en 1988 en Palma de Mallorca, España. Cuenta además con una unidad de internamiento de salud mental donde se tratan problemas relacionados con la salud mental, trastornos de alimentación y adicciones.

El Programa Capistrano pretende promover un cambio profundo e integral. Comprende una primera etapa de internamiento que, según las necesidades del paciente puede ser de 30, 60 o 90 días y una segunda etapa de mantenimiento en sistema ambulatorio bien en la Clínica o en un centro sanitario de referencia.

Su fundador y actual director es el psiquiatra Jose María Vázquez-Roel. Desde su inauguración ha contribuido a la desintoxicación de miles de pacientes. Tanto las clásicas adicciones, como el alcoholismo, los opiáceos, la cocaína o la ludopatía, como la adicción a compras, trabajo, sexo, a personas, pastillas o sectas, las formas más recientes de patologías adictivas (Internet, móvil, drogas sintéticas o de diseño), y los trastornos alimentarios (comedores compulsivos, obesidad, bulimia y anorexia) son tratados de forma integral, prestando especial atención a posibles trastornos psiquiátricos y psicológicos asociados tales como la depresión, ansiedad, trastornos de personalidad o del comportamiento.

Instalada en un edificio propio de 8 plantas, de uso exclusivo para la Clínica, tiene una capacidad de 65 camas, distribuidas en habitaciones de seguridad para el programa de atención intensiva, (PAI) con atención clínica permanente, habitaciones tipo suite (con magníficas vistas y dos dependencias), habitaciones individuales, dobles de uso individual y habitaciones compartidas.

“Te proporcionamos herramientas para aprender a vivir de forma plena y autosuficiente con una nueva perspectiva de futuro”.