Este centro de ámbito privado está dirigido a todas aquellas personas con problemas de adicciones (cocaína, alcoholismo, ludopatía, etc. ). Su programa de recuperación está basado en el Modelo Minnesota, apoyándose en el seguimiento posterior de paciente y dando importancia a la participación de la familia.

Ubicado en un entorno natural privilegiado, disponen de un equipo profesional formado por médicos, psicólogos, terapeutas, etc. La clínica dispone de diferentes tratamientos para abordar las conductas adictivas dependiendo de cada caso. Destacamos el modelo 3+3, donde realizan los 3 primeros meses uan fase de internamiento en el centro y los 3 siguientes una fase de reinserción social en una vivienda de apoyo. En esta segunda fase se controla la adaptación del paciente a la vida real y su correcta inserción en la sociedad.